Fobias

Es un miedo persistente e irracional a un determinado objeto, animal, actividad o situación que ofrece poco o ningún peligro real.

Por más que a más de uno le resulten curiosas o sorprendentes, las fobias no son un trastorno extraño. De hecho, son muy comunes. Los expertos calculan que las fobias en su conjunto tienen una incidencia en el 5% de la población mundial. Esto significa que una de cada veinte personas padece algún tipo de fobia. Las mujeres las padecen con más frecuencia que los varones.

Dentro de la clasificación en fobias específicas (miedo a ciertos objetos, situaciones o fenómenos) y fobias sociales (temor o ansiedad extrema frente a determinados acontecimientos sociales, como entablar contacto verbal con desconocidos o tratar con la familia política), son mucho más comunes las primeras. De hecho, mucha gente padece una fobia específica pero ésta no le afecta en su vida cotidiana (como podría ser el caso de una persona que viva en una gran ciudad y que padezca de ofidiofobia -miedo a las serpientes- y que, llegado el caso, evitará encontrárselas en un zoológico).

La hipnosis en el tratamiento de fobias

La hipnosis es con diferencia la técnica menos invasiva en el tratamiento de fobias de toda clase. Desde la simple sensación de rechazo que producen algunos insectos, al pánico que impide volar en avión (aerofobia), o salir solo a la calle (agorafobia), todos los miedos se pueden corregir mediante el uso de la hipnosis.

El tratamiento de la fobia a través de la  hipnosis sigue un protocolo bastante estandarizado de desensibilización sistemática, exposición, modelado de tipo conductual, reforzadores e inhibición recíproca en contraposición al mismo tratamiento en psicoterapia que suele realizarse con exposición, modelado, y en los casos en que el acceso al objeto fóbico sea difícil (por ejemplo el avión), se realiza desensibilización sistemática.

La hipnosis suele obtener desensibilizaciones más rápidas, y poco o nada desplazativas ni recidivantes en comparativa con la psicoterapia, donde la desensibilización es considerablemente más lenta (en una proporción de 4 sesiones a 1). Esto es debido a que la focalización (estado de hipnosis), posibilita una penetración más rápida de los condicionamientos comportamentales y desensibilizadores.

Síguenos en las redes sociales:

 

 

 

 

 

 

 

 

“O tienes RAZONES para cambiar tu vida o tienes EXCUSAS para seguir como estas, pero en tu mente no puedes tener las dos.”

Federación española de Pilates y Taichi
Sociedad de hipnosis profesional. Miembro asociado